Bahía de Halong por libre

publicado en: VIAJAR, VIETNAM | 0

Bahía de Halong por libre - todo lo que tienes que saber antes de ir

Visitar Halong Bay es muy popular, pero no tanto hacer la Bahía de Halong por libre. La mayoría contratan un tour que sale desde Hanói, pero pocos se aventuran a hacer la Bahía de Halong por libre, una experiencia más gratificante y barata.

Cuando contratas el tour hay normalmente 2 opciones: salir de Hanói, embarcarte en un crucero por Halong Bay, desembarcar y volver al punto de partida el mismo día. Es una matada puesto que los separan 180km. La segunda opción es dormir una noche en mitad de la bahía y volver al día siguiente. Con esta opción se disfruta más, pero obviamente es más cara.

No obstante, hay una desventaja común en ambos casos: estás rodeado de turistas. Todas las agencias ofrecen el mismo tour con las mismas rutas y paradas: vas a ver más barcos turísticos que islas a tu alrededor.

Por eso es mejor hacer la Bahía de Halong por libre, porque podrás disfrutar más de la naturaleza sin riesgos de chocarte con un selfie stick. Otro valor añadido, es que podrás moverte a tu aire, sin itinerarios cerrados.

Cómo ir de Hanói a Halong

Todos los tour y los turistas van de Hanói a la ciudad de Halong, de mismo nombre que la bahía, pero la ciudad es muy cara y turistica, por lo que no es conveniente especialmente para un mochilero. Lo mejor para ir de Hanói a Halong es ir hasta una isla cercana, Cat Ba.

Para ir de Hanói a Halong por tu cuenta (la bahía se entiende), tienes que coger un autobús a Cat Ba desde la estación Nước Ngầm: hay varias compañías que hacen este trayecto, pero puedes comprar las entradas con antelación en la página web.

Nosotros contratamos con la compañía Hoang Long, que a veces también recogen a los pasajeros en la calle Tran Nhat Duat. Es más conveniente, pues la estación Nước Ngầm está en el quinto pino.

Podéis mirar los precios en su web aquí (página en inglés). A la ida todo fue bien, pero a la vuelta nos la liaron buena (lo contaremos más adelante), por lo que no lo recomendaríamos.


¿Vais a Hanoi? No perdáis los 15 planes para la ciudad más loca de Vietnam - que ver en Hanoi.


¡CONSEJO VIAJERO! Cerca de Cat Ba está la ciudad flotante más grande de Vietnam. Otra razón para venir aquí antes que a la ciudad de Halong 😉

El tiempo en la Bahía de Halong

El tiempo en la Bahía de Halong puede ser muy puñetero e impredecible. Nosotros pasamos en Cat Ba 3 días y los 3 nublados (era febrero entonces). Por supuesto, hay fechas en las que se corre menos riesgo y hay más días de sol, como de marzo a mayo.


Si quieres saber cuál es la mejor fecha para hacer la Bahía de Halong por libre, o visitar otros lugares, recomendamos leer el tiempo en Vietnam mes a mes - cuál es la mejor época para viajar a Vietnam. Desglosamos por mes el tiempo que hace en cada región de Vietnam.


Ver la Bahía de Halong desde Cat Ba

Si miraste en Maps te preguntarás: “¿Cómo voy a hacer yo la Bahía de Halong por libre estando tan lejos de la bahía?” Es una duda razonable. 🙂

En esta región hay 3 bahías circundantes: Halong, Bai Tu Long y Lan Ha. La última está pegada a Cat Ba; por lo tanto, desde Cat Ba, los tours comienzan Lan Ha, pero llegan siempre hasta Halong y vuelven. Así que tranquilo/a verás Halong.

Es más, realmente las 3 bahías son más de lo mismo; una maravilla, pero más de lo mismo, con sus asombrosas formaciones de roca caliza en todas ellas.

Coger un tour a Halong Bay desde Cat Ba

Aunque hablamos de hacer la Bahía de Halong por libre, llegados a este punto hay que contratar una agencia, porque sólo compañías autorizadas y certificadas pueden navegar por aquí. Tú sólo/a imposible.

En Cat Ba hay muchas agencias, como en la ciudad de Halong. Nosotros contratamos los servicios de la agencia Cat Ba Vision. Nos aseguraron que cogiendo su tour no nos cruzaríamos con otros cruceros en el camino: si fuera el caso, nos devolverían el dinero.

Realmente no nos cruzamos con otros cruceros turísticos. Además el dueño era una persona muy seria y comprometida con el medio ambiente, por lo que quedamos muy satisfechos con el servicio y lo recomendamos. Aquí tenéis su página web.

Empezamos por la bahía de Han La, vimos la ciudad flotante más grande de Vietnam; paramos para darnos un chapuzón en un bonito punto de la bahía, y después almorzamos una comida deliciosa; llegamos a Halong Bay, donde hicimos una ruta en kayak; y finalmente volvimos, haciendo paradas en pequeñas playas y ciudades flotantes.

Qué ver en Cat Ba

Ya que, aprovechando que hacéis la Bahía de Halong por libre, estáis en la isla de Cat Ba, recomendamos coger la oportunidad y visitar algunos rincones interesantes de la isla.

Caat Ba es hogar del langur de cabeza blanca; el único en el mundo. Un curioso primate al borde de la extinción. Puedes venir al Parque Nacional de Cat Ba e intentar encontrarlo, aunque buena suerte con la empresa ya que es harto complicado.

Igualmente recomendamos hacer senderismo por el Parque Nacional de Cat Ba, ya que es muy vistoso. Puedes ir por tu cuenta o contratar un tour con una agencia.

Por último, podéis visitar el Fuerte del Cañón (Cannon Fort), situado en un peñasco desde el que hay espléndidas vistas de la bahía. El Fuerte en sí es interesante también, porque fue construido por los japoneses en la 2ª Guerra Mundial, y más adelante utilizado por el Vietcong en la Guerra de Vietnam.

Ir de Cat Ba a Hanói

Una vez acabaste de hacer la Bahía de Halong por libre, es hora de volver a Hanói. En la calle principal de Cat Ba hay muchas compañías de autobuses en las que podéis comprar billetes el mismo día.

Antes hablamos de nuestra mala experiencia con la compañía Hoang Long, esto es lo que nos pasó. Tened cuidado y que no os pase lo mismo, incluso con otras compañías, ya que aquí en Vietnam la atención al cliente no la cuidan mucho.

Estábamos comiendo en un restaurante cerca del punto de recogida, que era justo enfrente de sus oficinas. Conocimos un grupo de viajeros con los que charlamos un rato antes de coger el bus. Estábamos volviendo, sin prisas, porque quedaban 20 minutos antes de la hora de partida, cuando vemos un autobús de Hoang Long yendo en dirección al puerto… ¡Nuestro bus! Agitando los brazos como locos lo hicimos parar y subimos.

No había ni un asiento libre. Sin prestar atención a este detalle, enseñamos los billetes al encargado, quien se encogió de hombros, saco dos sillas de parvularios, las plantó en el pasillo y nos indicó que nos sentáramos ahí. Nuestras legítimas protestas de que teníamos dos asientos pagados y reservados no sirvieron de nada. Parece ser que habían vendido todos los asientos y se olvidaron de nosotros. Que pase esto, lamentablemente, no es raro.

Esta fue nuestra experiencia: esperamos que lo dicho aquí pueda serte de utilidad. Si quieres saber más, o te surgió alguna duda, por favor no dudes en preguntarnos en la sección de comentarios. =)